Somos una familia francesa, Swin, Jedy y sus hijos Hanoi y Lilo. Vinimos a Costa Rica en el año 2005 para un viaje de 3 meses, que acabó cambiando nuestra vida, ya que seguimos aquí, seducidos por este pequeño país donde los encantos de la naturaleza no dejan de sorprendernos.

Durante esos tres meses teníamos alquilado un pequeño lodge de un hostal de montaña un poco descuidado pero situado en un pequeño paraíso que compramos por una corazonada. Pues, comenzamos a renovar los diferentes lodges ya existentes, construyendo nosotros mismos nuestra propia casa.

¡Operación gigante pero bello desafío!